24 jul. 2009

EL RADICALISMO MANIFESTÓ SU PREOCUPACIÓN POR LA SITUACION QUE ATRAVIESA EL MUNICIPIO.

La situación político institucional del departamento sumado al conflicto por la revocación de las designaciones dejan a la Municipalidad de Chilecito en una cruzada sin salida. Desde diferentes sectores políticos se expresó la preocupación por la realidad del Departamento y hasta se llamó al diálogo para que se aporte una solución rápida y favorable. Desde la Unión Cívica Radical también se emitió una opinión. El electo concejal Miguel Mott junto a los dirigentes radicales José Luis Bellia y Roberto Klor, fueron los voceros de este sector político que con una concejal en el Concejo Deliberante no supo, en varias oportunidades, defender derechos de los ciudadanos, pero que en esta instancia consideraron propicia la oportunidad para emitir opinión. El concejal electo Miguel Mott expresó su preocupación considerando que "no sabemos quién conduce la Municipalidad"; ratificando las declaraciones de José Luis Bellia, quien considera que la comuna local está a cargo de un piloto automático. Mott hizo puntual referencia a la renuncia del secretario de hacienda Pablo Fernández Pugliese. Al respecto dijo: "La renuncia del Secretario Pugliese me parece perfecta como renuncia, tendría que haberse ido antes; pero me parece incompleta debido a que no se están tomando los recaudos necesarios y no hizo la rendición de cuentas correcta de toda su actividad". El concejal electo auguró que lo bueno seria que los chileciteños se junten para hablar de proyectos en beneficio de todos; y no de una crisis institucional que avergüenza al departamento. Miguel Mott aprovechó la oportunidad para criticar gestiones de intendentes anteriores, al tiempo que consideró que la realidad actual es consecuencia de una serie de problemas que desde hace tiempo acarreaba la gestión fonzalidista. También criticó el trabajo de algunos funcionarios y dirigentes políticos del oficialismo. Expresaron incertidumbre sobre el futuro político de la provincia, denunciando que "se usa a la gente". El radical denunció "un montón de abusos que se cometen en contra de las instituciones democráticas"; al tiempo que hizo referencia a "Municipios paralelos que no tienen control". "El municipio no tiene un rumbo, no tiene continuidad política, no tiene conducción" expresó Mott, quien auguró un futuro mucho peor en lo político con una comunidad que no sabe que hacer, según lo expresó. Desde el radicalismo se reprochó la falta de políticas activas que permitan generar trabajos en el Departamento. "Se usó a la gente con recursos que no existen, no generan producciones genuinas, el comercio está destruido y no tenemos nada que nos permita crecer" fueron las palabras de Mott para graficar la situación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario