22 ago. 2009

UNA VOLADURA EN LA OBRA DEL CRISTO PROVOCÓ SERIOS DAÑOS A VIVIENDAS LINDERAS.

Vecinos de la calle El Maestro, lindera al Parque El Portezuelo, vivieron ayer a las 18.10 momentos de tensión y temor, cuando una explosión al pie del Cristo provocó una lluvia de piedras que cayó sobre las viviendas del sector, cinco de las cuales resultaron dañadas. Las viviendas afectadas están frente a las escalinatas en construcción para ascenso al Cristo, obra donde se originó el incidente que no causó víctimas, pero pudo ser una tragedia. Los responsables abandonaron el lugar. Una vecina apunta a la Secretaría de Minería. A través de boquetes en techos y paredes, muchos de los restos de la explosión quedaron en el interior de las viviendas, y no provocaron víctimas, a pesar que en la casa más cercana al cerro, una piedra cayó sobre la cama donde descansaba una señora mayor que sufrió un shock nervioso. Atendida por médicos, afortunadamente no pasó a mayores. Fue una irresponsabilidad total que para remover una piedra de gran tamaño que estorbaba la continuidad de la obra de las escalinatas, decidieron colocar explosivos, sin tener en cuenta las consecuencias. Lo que parecía una solución, se convirtió el minutos de terror para los vecinos de las viviendas aledañas, que asombrados contemplaban como los techos de sus viviendas se agujereaban con piedras de gran tamaño. Fueron cinco viviendas las afectadas, especialmente las tres que están más cerca del cerro El Portezuelo, donde inmediatamente fueron llamados una escribana y abogados para que constaten los daños que habían sufrido sus viviendas. Hay que tener en cuenta que a pocos metros del lugar, hay una escuela privada. Tras la explosión, el parque y la calle El Maestro quedaron cubiertas de pedregullo y sobre el asfalto un trozo de roca de gran tamaño dejó un cráter. Menos mal que en el lugar no pasaba ninguna persona y vehículo al momento de la caída. Para indignación general, los vecinos habían sido alertados de que percibirían un cimbronazo, pero tras la explosión por un largo tiempo en la zona no se encontraron ni trabajadores ni responsables de la empresa constructora que desaparecieron como por encanto. Los vecinos después de esta explosión, y ver la dimensión de los daños ocasionados, se comunicaron con los Bomberos Voluntarios, y también concurrieron servicios de atención médica, Defensa Civil y la Policía Provincial. Uno de los integrantes de la familia Gotardi, manifestaron que “hicieron una voladura sin personal capacitado para hacerlo, una voladura de una magnitud muy grande y rompieron vidrios, techos, rompieron todo, mi suegra estaba acostada y se rompió el techo y piedras que cayeron al pie donde ella estaba, o sea que no ha sido una desgracia más grande por mucha suerte”. “La señora está en estado shock, muy nerviosa, inclusive nunca avisaron nada, a nosotros nos avisaron 5 minutos antes que iban a sacar una piedrita, que iba ser un cimbronazo solamente y miren qué pasó”, agregó. Puntualizó que se fisuró todo en la casa. “Yo estaba en el patio cuando escucho semejante explosión, eran piedras de gran tamaño que venían volando y me alcancé a meter dentro de un lavadero y me tuve que tirar adentro. Es una inconsciencia, esto no lo puede hacer cualquiera, este es un lugar muy concurrido. Si esto era un fin de semana podría haber ocurrido una tragedia, porque mucha gente viene aquí al Parque”. Confirmó que “llamamos a abogados y escribanos para corroborar los daños. Tomamos todos los recaudos porque esto no puede quedar así. Es negligencia e inconsciencia gigante”. Por su parte una de las vecinas también afectadas por esta situación, indicó que “la explosión fue grandísima y empezaron a llover piedras, y mi casa está toda rajada, Gracias a Dios fueron daños materiales pero podría haber lastimado a alguno de mis hijos, supongo que los responsables son los de Minería de la Provincia por que ellos estuvieron acá dinamitando el cerro”. Agregó que “yo hablé con el señor “Kelo” Rodríguez y otro señor que no reconocí; y charlando les dije que me van a rajar la casa y me la van a tener que hacer de nuevo, y me dijeron que no, que solamente es un cimbronazo y pasó lo que pasó”. “Creo que tendrían que haber previsto está situación porque años atrás pasó lo mismo cuando dinamitaron en el club Atlético Chilecito y acá ahora también, soy integrante de la familia Fogliati. Ahora elaboraremos una acta porque veremos qué hacemos por que nos tiene que pagar los daños, yo sólo hablé con Kelo Rodríguez que el es el que estaba acá”, puntualizó. Por su parte Ricardo Alcalde (hijo), integrante de los Bomberos Voluntarios manifestó que “hemos recibido una llamada de los vecinos donde nos dicen de los daños, llegamos para ver, hemos delimitado la zona y están trabajando los escribanos y abogados por la parte legal. “Fue una desgracia con suerte, los que hicieron esto no midieron los daños que iban a hacer y si pusieron una valla de contención no fue suficiente; lo que llama la atención es que no hay ninguno de la empresa que venga a dar explicaciones, es como que alguien causó el accidente y se fue”. Alcalde recalcó “la irresponsabilidad que tiene la empresa, pueden haber hecho tres disparos para minimizar la explosión, además tendrían que haber avisado a los servicios de emergencia tanto Policía como Gendarmería, 107, Bomberos, que nos llamen para hacer prevención. No se puede negar que los agujeros fueron por causa de la explosión”. Advirtió que “al menos nos habrían avisado para liberar la zona y prevenir a los vecinos. Nosotros estamos con el portón abierto las 24 horas y si nos hubieran avisado, coordinábamos, me da bronca e impotencia que no haya ninguno de la empresa, es como que se dieron a la fuga”. El gobernador Luis Beder Herrera dispuso de inmediato que Raúl Andalor, delegado de Vivienda, tome contacto con los damnificados y releve los daños. Anoche mismo algunas soluciones estaban en marcha. Por su parte el ingeniero Raúl Moreno ratificó que el Gobierno provincial se hará cargo de la situación. Testimonios recogidos en el lugar de los hechos, sostienen que al momento de la explosión estaba presente el secretario de Minería, Oscar Lehz. Sin embargo el funcionario no pudo ser contactado luego de ocurrida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario