7 jul. 2009

EL GOBERNADOR DECRETÓ LA EMERGENCIA SANITARIA EN LA PROVINCIA.

El gobernador Luis Beder Herrera anunció este martes, tras mantener una importante reunión con el Comité de Crisis integrado por representantes de la salud pública y privada, que se declarará vía decreto provincial, que luego será convalidado por la Cámara de Diputados, la emergencia sanitaria por la gripe A. También anunció que se avanzará en la compra de 15 mil a 20 tratamientos para la atención de los infectados por el virus de la Influenza A. El gobernador manifestó que tiene, en representación de todo el gobierno, una gran preocupación por el avance de la gripe A en todo el país y en ese sentido recordó la reunión mantenida este lunes con representantes de la oposición y los anuncios realizados por el ministro de Salud de la Nación, con el respaldo de los ministros de salud de todas las provincias y numerosos expertos en la materia. El titular del ejecutivo apuntó que esta reunión se realizó en el marco de los lineamientos dispuestos por la Nación, con el establecimiento de un protocolo que ya se comunicó a los médicos. “Esto es principalmente para trazar en el plano local un modo de acción para saber a ciencia cierta como debe enfrentarse la epidemia de Influenza A”. El mandatario expresó que se tomó como medida declarar la emergencia sanitaria en la provincia por este tema, que es una herramienta que le permitirá al Estado poder contar con ventajas administrativas, esto es contar rápidamente con fondos y hacer compras directas. Por otra parte precisó que le solicitó al Comité de Crisis, integrado tanto por el sector público como por la parte privada, “que nos digan que es lo que tenemos que hacer” y en ese aspecto resaltó que hay un acuerdo profesional que hay que medicar a la gente preventivamente cuando aparecen los primeros síntomas, no a los sanos, porque de lo contrario los medicamentos no alcanzarían para todos. “Lo que se consensuó es medicar dentro de las primeras 48 horas, para facilitar una rápida curación de los pacientes, ya que de esta manera se va a evitar colapsar el sistema de salud, abarrotando los hospitales, las salas de terapia intensiva, el uso de los respiradores, de medicamentos y otros recursos”, indicó. También adelantó que la provincia, si bien posee medicamentos enviados desde la Nación, realizará las compras que se consideren necesarias para garantizar la existencia de medicamentos para la atención de los posibles enfermos. En lo que respecta a la atención de afiliados de distintas obras sociales, el gobernador aseguró que el Estado se hará cargo de la cobertura de todos los pacientes, aun a riesgo de perder dinero, porque lo primero es la salud de la gente, mucho más en estos casos donde se requieren de respuestas urgentes. El titular del Ejecutivo añadió que seguramente se incorporarán profesionales de manera temporal para reforzar el sistema y auxiliar a los médicos que están con gripe y agregó que anualmente, con la gripe común, se registraban unos 3500 a 4000 casos, que en su gran mayoría se curaban en la casa y sin asistencia médica, pero con la gripe A, este número se incrementará y por ello se avanzará en la compra de unos 15 mil a 20 mil tratamientos. El gobernador también mostró su preocupación por el impacto económico que esta pandemia está causando en todo el mundo, agudizando los efectos de la crisis internacional, por lo que pidió a la población tomar todos los recaudos necesarios en materia de prevención, pero no entrar en situaciones de pánico o histeria, que puedan causar más consecuencias en el ámbito comercial y productivo. Por último destacó el esfuerzo de la provincia para poder hacer frente a la compra de los elementos necesarios y recordó que bajo su gestión se logró bajar el precio de los medicamentos que compra la provincia en un 30 a 40% y le pidió al sector privado de la salud que ayuden a fortalecer esa tendencia, para que se puedan disponer de más recursos para aumentar la compra de medicamentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario