21 jul. 2009

LAZARO FONZALIDA ATRAVIESA POR SU ETAPA MÁS DIFICIL AL FRENTE DEL MUNICIPIO.

Lázaro Fonzalida está acorralado en su municipio, ya que le desconocieron las designaciones en la Casa de Gobierno, previas a las elecciones, y desde hace tiempo todos los sectores opositores no juegan a su favor. Con un gabinete diezmado y sin Pablo Fernández Pugliese, su mano derecha, el intendente de Chilecito transita un callejón sin salida debido a que se aviva la interna en el departamento cuando debería haber sido lo contrario, tras los comicios legislativos. Fonzalida podría entregar el gobierno a Luis Beder Herrera, y ya se lo habría transmitido en un encuentro en la finca de Anguinán. La forma sería que cada acto del intendente sea monitoreado por el propio gobernador, ya que para Fonzalida sería imposible tener oficialmente otro enemigo: la Provincia. O la última alternativa: es la renuncia. Mientras que la oficialización de que los designados no fueron designados en tiempos electorales desató un cruce de acusaciones, tras la confirmación de la Secretaría de Hacienda, a cargo de María Pérez que fueron derogados los decretos de designación. “Lamentablemente los únicos perjudicados son todos ustedes y también nosotros. El doctor está tratando de gestionar y ver de qué modo van a arreglar con el Tribunal de Cuentas, cómo se va a hacer con los decretos, qué va a pasar de acá en mas y qué solución se les a dar a cada uno de ustedes. Les aseguro que va a atenderlos a uno por uno”, dijo Pérez. Según el diputado provincial Julio Pedroza, los decretos de designaciones fueron derogados por estar “mal redactados”. Puntualmente, Pedroza explicó que “los decretos irregulares siempre los dejaba en suspenso de que sean designados o no, ya que dependían de que sean cargados por Liquidación y Cómputos de la Provincia” y resaltó que “ahora si el Intendente hace bien los decretos en buena hora, pero que no le mienta a la gente”. E insistió que “los chicos (designados) tienen el derecho adquirido” y consideró que “tienen que exigir que les redacten bien el decreto”. Luego Pedroza remarcó: “Él es el responsable tanto de hacer un decreto de designación como de revocarlo, esto no es responsabilidad mía. La responsabilidad es exclusiva del intendente. No pueden hacer responsable al Gobierno de la Provincia porque no fue quien habló con esa gente para decirles que los van a nombrar y tampoco quien les habla. Es un tratamiento que tiene que resolver el intendente con la gente que tenía anteriormente, porque es muy fácil renunciar e irse a su casa”. Pero la asesora de Gobierno, Cecilia Varela explicó que la vigencia de los decretos es a partir de la efectivización, es decir que los nuevos designados hayan percibido los haberes, Caso contrario, “la obligatoriedad por parte del Estado Municipal no ha nacido”, aseguró la abogada e indicó que en su gran mayoría, esos decretos pertenecen a personas que se desempeñaban en distintas áreas del municipio y percibían becas. “Los decretos en su gran mayoría, son gente que pertenecen a grupo de trabajo, que despeñaban funciones en Higiene Urbana, Saneamiento Ambiental o en otras áreas del municipio y vienen percibiendo becas”, sostuvo la asesora legal. Sin embargo, los designados están muy molestos porque fueron derogados los decretos y endilgaron parte de esa responsabilidad al diputado Pedroza, por haber sido Él el que disparó el detonante cuando no se le designaron a un grupo de personas de la localidad de Vichigasta. En ese marco, el próximo viernes, Fonzalida recibirá al grupo de personas que fueron dados de baja y explicarles como se encuentra el cuadro de situación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario